miércoles, enero 06, 2010

Sentado en la colina


El día de hoy me sentare en esta colina,
el día de hoy solamente el mundo contemplare,
por el día de hoy solamente estaré,
por el día de hoy solamente existiré,
trataré de ver todo,
trataré de oir todo,
trataré de sentir todo,
trataré de no sentir, ni oir, ni ver nada,
por una vez en mi vida no haré nada,
solo me sentaré y existiré,
solo trataré de ser como el monje en el monte,
trataré de ver el mundo diferente,
solo por un instante dejaré de tratar.

Aquí estaré por un rato en esta colina por un largo rato mientras mis demonios pasan en estampida debajo de ella.

Veremos si los susurros de los dragones le llevan mas alla

2 comentarios:

Mario dijo...

para profundizar esa línea, supera las dualidades: no existen el bien ni el mal, ni dioses ni diablos. Somos expresiones plurales, pero somos un sólo universo, no hay manía y depresión, ni siquiera estás tu, no hay nada. Aspira a la nada perfecta y serás todo

Dennis Pazmiño dijo...

Todo tiene un principio y un fin, hay muchas situaciones en las que nos vemos atados de pies y manos y como tu dices lo único que puedes es observar, pero hay una ventaja de eso, eres un observador y de ello puedes sacar el provecho de no cometer los errores que a diario ves del resto.

Todos caemos y subimos, pero a veces es bueno caer y quedarse un rato abajo, así nos enteramos de como es todo ahí abajo, incluso aprender mas.

Me gustó el poema EMO... Juas!... bien pana, un abrazo! xD!