miércoles, agosto 12, 2009

Música, muchedumbre, tabaco y licor

Cuando las brumas del tabaco te envuelven,
los sonidos de la vida están a tu rededor entran en ti,
la mente poco a poco deja de pensar,
poco a poco los sentidos se alegran,
poco a poco el licor entra al alma,
aleja los fantasmas,
por un instante mata los sentimientos del alma,
por instantes la música hace que el espíritu se alegre,
el tabaco ya no se siente en la boca,
solo su blanco humo es indicativo del vicio,
por unos instantes me relajo y no pienso en nada,
solo música, muchedumbre, tabaco y licor,
todo aquello que aplaca los demonios,
por lo menos por hoy,
mañana peleare con ellos,
por hoy que tomen conmigo

1 comentario:

Tofu - sensei dijo...

Salud, hermano demonio!
Echaré un brindis por nosotros.
Un abrazo y visita, que tengo cosas nuevas. (Por fin)